"La F1 va a seguir siendo muy diferente de la IndyCar"

En Silverstone, tras la presentación del nuevo monoplaza de F1 para 2022, llegaron algunas críticas sobre una posible estandarización de la categoría y el temor de un empobrecimiento técnico que podría derivar en que el Mundial se asemeje a la IndyCar, donde el chasis e igual para todos (un Dallara similar al de la F2) y donde sólo hay dos motores, como son Honda y Chevrolet. Sin embargo, Max Verstappen rechaza por completo este tipo de temores.

"Creo que todavía estamos muy lejos de la IndyCar, así que creo que vamos en buena dirección", ha afirmado en 'Motorsport.com'. "Vamos a ver en los próximos años por qué caminos se pueden tomar, qué está permitido y qué no lo está. Pero de momento no tiene sentido criticarlo (el nuevo reglamento). Tendremos que ver cómo va evolucionando todo", argumenta el neerlandes.

La aerodinámica será de libre diseño en el morro, los pontones y la toma de admisión, por lo que no se parecerán los coches de las diferentes escuderías, ni en lo estético, ni en los técnico.

La velocidad por vuelta no es lo primordial

Max coincide con la FIA en lo complicado que es adelantar actualmente, algo que no le ha impedido convertirse en uno de los mejores del mundo. Pero admite: "Sí, en este momento es muy difícil adelantar. No me importa si vamos tres o cuatro segundos más lento o lo que sea, si al final tenemos mejores carreras. Siempre hay pro y contras", admite sobe el cambio de normas.

"Por supuesto, entiendo que con los coches que tenemos ahora, si pasas las curvas tan rápido y frenas tan tarde, se vuelve muy difícil adelantar. Al final, hemos sido nosotros los que hemos demandado un coche diferente para poder tener mejores carreras, por lo que la Fórmula 1 ha llegado a este reglamente de acuerdo con los equipos. Tengo curiosidad por ver cómo serán las carreras el año que viene", señala Max.

« Segunda mitad de récords - Memphis cumple, el Barça no »

Ingresar al Sistema
Bienvenido:

Twitter
Calculadora
Consultar Ticket