Nadal avanza a tercera ronda del Roland Garros

París.- El argentino Facundo Bagnis le duró apenas una hora y 44 minutos al español Rafael Nadal, que este jueves se impuso por 6-3, 6-0 y 6-3 en otro paseo militar hacia a la tercera ronda del Abierto de tenis de Francia.

El nueve veces ganador de Roland Garros se medirá por un lugar en octavos de final con el vencedor del duelo entre el francés Nicolas Mahut y el español Marcel Granollers, programado para más tarde en la cancha 2 del club parisino.

Nadal atropelló a Bagnis en el estadio Philippe Chatrier, el más importante del mundo sobre polvo de ladrillo, un lugar que para el español es casi como su segunda casa, pero que para el argentino se reveló muy grande.

Era la primera vez que el número 99 del mundo pisaba un escenario de ese calibre y la primera vez que se enfrentaba con el hombre al que considera su ídolo.

"Respeto es una palabra que se queda chica", había dicho en la previa el argentino de 26 años, que no tuvo vergüenza en confesar su admiración, casi reverencial, por el rey de la arcilla, pese a que el español es sólo tres años mayor.

Ambos son zurdos, pero ahí terminan las similitudes entre dos tenistas de talla muy diferente. El español, uno de los siete hombres que ha levantado el trofeo en todos los torneos de Grand Slam, ha ganado 72 de los 74 partidos que ha jugado en Roland Garros, el argentino, que no conquistó aún ningún título, tiene un récord de 2-2.

Las estadísticas conducían a un duelo inclinado sólo hacia un lado y así fue, aunque a Nadal, que perdió su servicio en el primer juego, le costó medio set llegar al partido. A partir de ese momento, sin embargo, la competencia se acabó.

"Fue un comienzo algo complicado", admitió el número cinco del mundo aún sobre la cancha. "Luego he hecho un partido muy sólido. Estoy jugando mejor que el año pasado. Me motiva esta temporada porque estoy jugando otra vez bien".

La luz se le apagó a Bagnis a la misma velocidad con la que se oscurecía el cielo de París, donde las nubes parecían empeñadas en darle la razón a los pronósticos meteorológicos.

Dispuesto a que la lluvia no le encontrara aún jugando al tenis, Nadal pisó el acelerador en el segundo parcial, en el que sólo cometió cuatro errores.

Hacía rato que Bagnis sabía que más temprano que tarde diría adiós a Roland Garros, pero su grito de rabia en el primer juego del último set, después de mandar una bola larga, demostró al menos un punto de frustración.

O quizá, como había dicho antes del partido, el argentino quería "disfrutar" algo más de jugar contra el 14 veces ganador de Grand Slams, que busca recuperar el trono en París después de un 2015 de penurias y dudas en su juego.

No será recordado el partido de este jueves entre los más grandes en la carrera del español, pero al menos Bagnis quedará asociado para siempre a la victoria número 200 en Grand Slam de su referente.

Después de jugar una hora y 20 minutos en su primera ronda, que resolvió de una forma aún más rápida por 6-1, 6-1 y 6-1 ante el australiano Sam Groth, Nadal apenas suma poco más de tres horas de esfuerzo en dos partidos.

"Siempre es especial jugar aquí", dijo el español tras su estreno este año en la Philippe Chatrier, ya que en primera ronda jugó en la cancha Suzanne Lenglen, la segunda jerárquicamente. "Esta pista es la más importante de mi carrera", advirtió.

Pablo Cuevas avanza y se medirá con Berdych en tercera ronda

El uruguayo Pablo Cuevas se medirá con el checo Tomas Berdych en tercera ronda, después de derrotar al francés Quentin Halys por 7-6 (7-4), 6-3 y 7-6 (8-6).

El sudamericano igualó así su mejor actuación sobre la arcilla de Roland Garros, donde ya jugó por un lugar en octavos en 2015. Entonces perdió ante el francés Gael Monfils.

Berdych, cabeza de serie número siete, resolvió hoy su duelo de segunda ronda ante el tunecino Malek Jaziri por 6-1, 2-6, 6-2 y 6-4.

Número 27 del mundo, Cuevas, de 30 años, ganó el año pasado el único partido que ha disputado hasta ahora en el circuito ante el checo, por 6-4 y 6-4 en Pekín sobre cancha dura.

Por su parte, Pablo Carreño Busta se quedó a las puertas de consumar una soberbia remontada contra el británico Aljaz Bedene y ganarse la oportunidad de enfrentarse al serbio Novak Djokovic, número uno del mundo.

El asturiano, 43 del mundo, cedió las dos primeras mangas, pero en un arrebato de genio se alzó con las dos siguientes, abocando el partido a una quinta.

En esa el británico de origen esloveno, 66 del mundo, se mostró más sólido y acabó venciendo, lo que le dará la oportunidad de disputar una tercera ronda de un Grand Slam por primera vez en su carrera.

Además, si Djokovic vence al belga Steve Darcis, lo hará contra el número uno del mundo.

Carreño, por su parte, no puede así mejorar la actuación de sus dos anteriores participaciones en Roland Garros.

« Salvador Pérez presenta una racha de 11 juegos con al menos un hit - Pronósticos Líder: jueves 26 de mayo de 2016 »

Ingresar al Sistema
Bienvenido:

Twitter
Calculadora
Consultar Ticket